La Coloración Ácida:
el PH del cabello y sus productos

Cada cabello y cada piel son diferentes y reaccionan de maneras distintas en cada caso. Si hablamos, por ejemplo, del pelo encrespado, la coloración ácida es la solución más efectiva para ese problema.

 

La coloración ácida se ha convertido en la técnica perfecta para que el cabello encrespado tenga brillo, además de no castigarlo tanto como con otros tipos de coloraciones, y para entender mejor cómo funciona primero has de saber que existen 3 tipos diferentes de PH del cabello: ácido, alcalino y neutro. Las coloraciones tradicionales, con las que tapamos canas y aclaramos el cabello de manera permanente y duradera, siempre han sido alcalinas. Este tipo de coloración abre la cutícula del cabello y el pigmento de color se introduce dentro, alterando nuestro color natural de forma definitiva.

 

En cambio, la coloración ácida es mucho más natural, pues el PH de nuestro cabello tiene niveles ácidos, y aporta hidratación, color y mucho brillo, de forma que el cabello, además, está siendo tratado. Esta coloración ácida aporta una mayor calidad del cabello y hace que este rejuvenezca. A diferencia de la coloración alcalina, esta no abre la cutícula, sino que la cierra, y por ello el cabello presenta tanta mejora.

 

Este tipo de coloración normalmente suele usarse en casos en los que se quiere oscurecer el color sin alterar la base natural, reavivarlo, matizar los rubios, disimular las primeras canas, devolverle el brillo natural a las melenas (tras una alta exposición al sol, por ejemplo), aportar muchísimo brillo, mantener a raya el encrespamiento o tratar un cabello poroso que no retiene el agua ni la hidratación, además del color.

 

La fórmula de la coloración ácida, libre de amoniaco y oxidantes, contiene extractos de higo chumbo, aloe vera y agua volcánica, lo que consigue que la duración sea de unos 15 o 20 lavados.

Comparte:
Share on facebook

Contacto

Av. Generalitat Valenciana, 6 (Catarroja)

961 84 00 23

rmarialapont@gmail.com

Suscríbete