Extracto de caviar para tu piel

Si pensabas que sólo podía comerse, descubre con nosotros cuáles son los beneficios de utilizar el extracto de caviar en la piel.


El caviar proviene de las huevas del pez esturión que habita en Irán, y además de poder comerse, también puede emplearse para el cuidado de la piel, pues cuenta con multitud de beneficios. En la antigüedad ya se utilizaba por el gran potencial que tenía como cosmético, y actualmente su uso se considera una revolución dentro del mundo de la estética por su acción rejuvenecedora. Entre algunos de sus beneficios se encuentran los efectos de protección, de reparación y antiedad, aunque aquí te dejamos la lista completa que hará que quieras comenzar ya mismo con algún tratamiento de extracto de caviar:


  • Rico en proteínas, vitaminas A, B2, B6, B12, F y C, además de sales minerales y oligoelementos que ayudan a revitalizar la piel al máximo.

  • También contiene aminoácidos esenciales que forman parte de las fibras elásticas de la piel y consiguen mantenerla firme.

  • Repara y cicatriza.

  • Ayuda en el mantenimiento de los niveles de hidratación, mejorando y reforzando la tersura de la piel.

  • Además, tiene una acción regeneradora que consigue de los fosfolípidos, quienes se encargan de reconstruir la membrana celular.

  • Cuenta con una acción nutritiva y reafirmante.

  • También con una acción antioxidante, pues neutraliza los radicales libres que se encuentran involucrados dentro del envejecimiento.

  • En ocasiones puede llegar a tener un efecto lifting inmediato, aunque depende mucho de la concentración en la que se encuentre.

  • Puede aplicarse también como producto corporal, y ofrece una acción tonificante y anticelulítico.


Ahora que ya conoces todos y cada uno de los beneficios con los que cuenta el uso del extracto de caviar en la piel, ¿te atreverías y serías capaz de convertirte en una de las afortunadas en probarlo?

Comparte:
Share on facebook

Contacto

Av. Generalitat Valenciana, 6 (Catarroja)

961 84 00 23

rmarialapont@gmail.com

Suscríbete